Pitaya Bowl receta Coraçai

Pitaya bowl: el toque Eco-Pink en tu dieta

Ahora ya no hay excusas para empezar a disfrutar de tu pitaya bowl. En nuestro último post te presentamos, si aún no la conocías, la Pitaya rosa. Por eso que, ahora que conoces los grandes beneficios para la salud de esta exótica fruta (fuente de vitaminas C y B, hierro, fibra,…) es hora de pasar a la acción y empezar a disfrutar de su sabor incomparable. Y si, además, eliges la pulpa de Pitaya Rosa BIO CORAÇAI mejor, que mejor. La mejor de las pitahayas rosas con el sabor más auténtico.

 

Pink pitaya, explosión de sabor en tu boca

 

La Pitaya o fruta del dragón es, en cualquiera de sus variedades, una fruta carnosa, aromática y con un sabor fresco y exótico que no dejará indiferente a nadie.

Dentro de la variedad de pitaya rosa encontramos, a su vez, dos tipos de fruta. La que tiene pulpa blanca y la que tiene pulpa roja. Esta segunda, de cultivo más difícil y mucho más perecedera, es, de todas, la más intensa en sabor.

pitahaya-roja-pulpa-blanca

Sea cual sea la elegida para consumir hay que tener en cuenta algo fundamental para experimentar un deleite gustativo: la madurez de la fruta. Para saber si está en su estado óptimo de maduración lo que debes hacer es lo mismo que con los kiwis. Cógela en la mano y apriétala ligeramente para comprobar que está blanda al tacto. Será el momento ideal para comerla.

Comprobar la madurez exacta de la pitaya ya no será un problema si eliges nuestra pulpa congelada de Pitaya Rosa BIO. En CORAÇAI congelamos su pulpa a partir de la fruta fresca recolectada y procesada en su punto óptimo de maduración. Solo así su sabor y propiedades llegan en su mejor momento a tu bowl de pitaya.

pitahaya bowl Coracai

 

Cómo preparar la Pitaya

 

Como el açaí, la pitaya es una fruta que admite una gran variedad de preparaciones y formas de consumo. Con gran versatilidad de preparación, puede consumirse de muchas formas diferentes, desde helados, smoothies, yogures y macedonias hasta ensaladas o mezclada con otras frutas.

Empezaremos por la más simple: puedes comerla directamente con una cuchara. Al igual que se hace con el kiwi, se corta por la mitad y, gracias a la consistencia de su pulpa, se puede partir fácilmente y tomar a cucharadas. También la puedes pelar (es muy fácil, con tirar por un extremo de la piel ya se puede arrancar en su totalidad sin esfuerzo) y cortarla en dados. De hecho, los expertos nutricionistas aseguran que esta es la mejor de las formas de consumir la pitaya ya que así podrás sentir su sabor dulce y fresco con más intensidad.

De esta forma puedes tomarla sola o acompañada en macedonia con otras frutas tropicales que potenciarán su sabor, como la sandía, el mango o la papaya. Es perfecta, como ves, para preparar una buena ensalada de frutas. Si, además, la aliñas con un chorrito de zumo de limón el resultado será una explosión de sabor que te convertirá en auténtico fan de la pitaya.

Otra posibilidad es cortarla en dados junto con un kiwi y pasarla por la plancha, asándola a modo de brocheta. Con la pitaya también podrás hacer un smoothie o, incluso, elaborar mousses o mermeladas.

Pero ¿cuál es la receta por antonomasia con la que disfrutar de una sabrosa pitaya rosa?

Pitaya Bowl

 

El bowl de pitaya, también conocido como smoothie bowl, es sin duda la mejor forma de disfrutarla. Tiene sus orígenes en los smoothies que hace diez años entraron con fuerza en nuestras vidas. Un batido helado de frutas pero espesado hasta tener la consistencia de una crema que se come con cuchara y permite que los toppings no se hundan. Comenzaron por los famosos Açaí bowls consumidos en Brasil y se popularizaron hasta llegar a todo el mundo.

De esta receta original se fueron creando variaciones con todo tipo de ingredientes, desde la base hasta los toppings. Entre las frutas más cotizadas para base cremosa y con cuerpo del bowl se encuentra la pitahaya.

 

Hazte un ‘Pink-Pitaya Lover’ de CORAÇAI!!!

 

Ahora que ya sabes los tipos de pitahaya que existen y los beneficios de esta fruta es hora de llevar la teoría a la práctica.

Así que vamos a preparar un desayuno sano, sabroso y muy fresco para este verano anticipado del que disfrutamos. Todo gracias a la pulpa de Pitaya Rosa BIO CORAÇAI, fruta importada directamente desde Nicaragua, que es el único país del mundo capaz de garantizar la máxima calidad y la producción ecológica de la Pitaya.

Con ella vamos a preparar una nueva receta de pitaya bowl con el toque eco-pink que tu día a día necesita. Toma nota porque empezamos:

 

Ingredientes:

 

  • 30 ml de zumo de manzana o agua de coco.
  • ½ plátano congelado.
  • 90 gr de mango congelado.
  • 100 gr de pulpa de Pitaya Rosa BIO CORAÇAI congelada.
  • Frutos secos para el topping: avellanas laminadas, semillas de lino o granolas de avena serían un toque final fantástico para nuestro pink pitaya bowl.

 

Preparación:

 

  1. En el vaso de una licuadora ponemos la pulpa de Pitaya Rosa BIO congelada de CORAÇAI cortada en trozos. Para esto es recomendable remojarla un poco en agua tibia para ablandarla algo y poder romperla con más facilidad.
  2. A continuación agregamos el plátano y el mango.
  3. Mezclamos con el zumo de manzana o agua de coco. Estos zumos harán que nuestra pink pitahaya adquiera una consistencia mucho más cremosa dando al bowl una textura única.
  4. Accionamos la licuadora. Nos ayudaremos de una espátula para que la fruta se procese mejor. Dejaremos que se triture la fruta el tiempo que cada uno de nosotros crea conveniente, según el cuerpo que queramos darle al preparado.
  5. Una vez listo, lo vertemos en un bowl. Alisamos la superficie y en ella vamos colocando los frutos secos a modo de topping. También podemos dejar algo de fruta sin triturar para añadirla como acompañamiento.

 

pitaya rosa bowl Coraçai

Y a disfrutar!!

Coraçai The organic pulp of Açaí Superfruit

Sin comentarios

Publicar un comentario

Ocho + 12 =